Una excelente manera de educar a las personas al momento de dar de alta un nuevo contrato de la luz

Esta es una opción que resulta sumamente relevante pues quizás no existen muchas personas que en la actualidad  o cuenten con la energía eléctrica en sus casa, que la usen en sus trabajos, escuelas, semáforos, bancos o en cualquier actividad que se realice día a día, y las 24 horas de cada día. De manera que, es importante educar a las personas en cuanto a los pasos que se deben seguir al momento de contratar alta luz y de cuándo se debe hacer tal trámite.

Una de las razones por las que se debe dar de alta un contrato de luz es cuando se  entra en un piso de alquiler que no cuenta con electricidad, o bien, si nos hemos mudado a una casa de reciente construcción. Este es un trámite que se realiza de manera sencilla si se mantienen en claro los pasos que hay que seguir, simultáneamente con la documentación que se hace necesaria.

Cuando se desconoce el procedimiento, podría parecer algo difícil el hecho de dar de alta un nuevo contrato de la luz. Sin embargo, este es realmente un trámite que no supone una verdadera complicación si se tienen lo suficientemente claros los pasos que se deben seguir y los documentos que evidentemente se solicitarán durante el proceso. Si has de habitar un piso de alquiler donde el inquilino que vivía con anterioridad le dio de baja el contrato de electricidad o quizás te mudaste a una casa que ha sido terminada de construir hace nada, no desesperes, pues te contaremos sobre lo que necesitas saber para que puedas hacerlo tu mismo. 

Activar el punto de suministro

Para proceder a la activación, lo más indicado es ponerse en contacto con la compañía distribuidora de tu preferencia, ya que ella es la encargada de las infraestructuras que permiten que llegue la luz a tu casa y, estas dependen de la ciudad en donde te encuentres. De este modo, la compañía se encargarán de realizar la instalación. Pero también es posible que pueda hacerlo la empresa comercializadora con la que desees establecer el contrato de la luz, y esta puede ser distinta de la anterior, es decir que puedes elegirla de acuerdo a tus necesidades. 

Documentación que requieres 

  • Copia del DNI, NIE o Certificado de Autónomos de la persona que será titular del nuevo contrato. En caso de ser una empresa, necesitarás una copia del Certificado de Identificación Fiscal (CIF) y especificar el cargo del solicitante.
  • Copia de la escritura de propiedad. Es posible que te pidan la copia de la escritura de la propiedad o, en su defecto, el contrato de alquiler.
  • Copia de la Cédula de habitabilidad de la vivienda y Licencia de Primera Ocupación si la vivienda es de nueva construcción. En el caso de un local o negocio, será necesaria la Licencia de Apertura.
  • Copia del Boletín Eléctrico de la Instalación (o Certificado de Instalación de Baja Tensión), firmado por un electricista acreditado y sellado por el organismo correspondiente.
  • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS), en caso de que en la vivienda hubiera luz antes de que entraras a vivir y la hubiesen dado de baja. En este supuesto, el punto de suministro ya tendrá su CUPS asignado y la empresa distribuidora lo necesitará para proceder al alta de la electricidad.